Imputaron por supuesto delito de coacción a Carlos Ledesma y Mariano Gómez, a raíz de los episodios de violencia ocurridos la semana pasada dentro de la toma de la sede de EPEC.

Así lo confirmó la fiscalía de Instrucción del Distrito 2, a raíz de la denuncia realizada por los directivos de la compañía por presuntas amenazas y agresiones en la protesta de Luz y Fuerza.

La justicia determinó una orden de restricción de 200 metros y todo contacto con los directivos.