El episodio ocurrió en horas del mediodía en una vivienda de barrio Yapeyú. El pequeño, de tan solo un año, cayó del balcón y sufrió un fuerte golpe en su cabeza.

Según las primeras informaciones del parte policial, el menor, quien se encontraba junto a su madre, en un descuido se escapó y mientras jugaba en el balcón, cayó de una altura de tres metros.

Rápidamente, la mujer descendió hasta la planta baja y pidió ayuda. Un móvil policial se acercó hasta el domicilio y pidió el llamado al servicio de emergencias 107 quien acudió al lugar, logró estabilizar al menor y luego lo trasladó hasta el Hospital de Niños donde permanece internado en grave estado.

Mientras tanto, la justicia investiga a fondo las circunstancias en la que ocurrieron los hechos, la prioridad ahora es la recuperación del menor.