Todo ocurrió durante la madrugada del domingo cuando al menos dos delincuentes irrumpieron en la vivienda ubicada en la calle Oncativo al 1.600.

Allí, los ladrones sorprendieron a los moradores de la casa, una mujer de 48 años y su hijo de 20 quienes fueron víctima del robo.

Según el relato de uno de los hijos de la mujer asaltada, los delincuentes efectuaron al menos cinco disparos hiriendo a la dueña de casa y a uno de sus hijos.

Rápidamente fueron trasladados hasta un sanatorio privado ubicado a muy pocas cuadras del lugar donde recibieron asistencia médica y quedaron internados.

La mujer recibió los disparos a la altura del torax mientras que el joven en el abdomen.

Los ladrones solo se llevaron un teléfono celular.