El delantero de Boca sufrió la ruptura de los ligamentos cruzados de la rodilla derecha durante el transcurso del clásico ante Racing, en la Bombonera, y los seis meses previstos para la recuperación ponen en serio riesgo su chance de integrar el seleccionado argentino que participará del Mundial de Rusia 2018.

“Son cosas que pasan en la profesión. Habrá que poner fecha para la operación y empezar a recuperarse. Me di cuenta enseguida de lo que me había pasado. Tuve una sensación rara, porque ya me había esguinzado una rodilla y sabía que esto no era lo mismo. Ahora solo pienso en restablecerme y nada más” , afirmó Benedetto al salir del lugar donde fue analizado.

“Se cayó solo, no chocó con nadie. Y cuando se rompió, dio un gritó que me asustó, lo confirmó a Télam el árbitro del clásico ante Racing Blub, Darío Herrera. Apenas finalizado el partido, describió de esa manera el momento en que Benedetto se lesionó.

Los médicos boquenses Pablo Ortega Gallo y Gerardo Godoy, junto al ex dirigente Juan Carlos Crespi, acompañaron a Benedetto al Instituto IMAX de Barrio Norte donde se realizó la resonancia magnética que arrojó el resultado tan temido.

Fuente: Télam